Vuelve

Hay momentos en nuestra vida tan agitada e inquieta en el que tenemos que parar. De hecho, es recomendable para nuestra salud personal y para los de mi entorno. Tenemos que pegar un frenazo y mirar en qué dirección caminamos y cual es el horizonte al que nos dirigimos. En la vorágine de nuestras actividades familiares, profesionales, de ocio y descanso, en esta vida a golpe de manecillas de reloj, qué poco hacemos un “break”, un alto.

La Cuaresma que acabamos de iniciar en estos días nos llama precisamente a parar nuestras monotonías, buscar nuestras raíces y fijar la mirada en encontrar el verdadero sentido de lo que somos y hacemos. Es cierto que otras religiones también tienen este tiempo intenso de oración como es el ramadán o el ayuno judío previo a la Pascua, pero nosotros los cristianos lo tenemos más fácil.

Más fácil porque el Dios hecho hombre que es Jesús ya vivió el ayuno, la oración y la limosna como centro de su vida. Porque experimentó las tentaciones, la traición y el pecado, las burlas, en resumen, la muerte como consecuencia del pecado.  Y porque nos enseña que cuando uno se descentra de sí y centra su vida en cumplir la voluntad de Otro que nunca te va a desamparar, ahí es donde está el verdadero sentido, dando la vida como Él la dio por nosotros.

Estos días de gracia son días para salir de nuestros espacios conocidos y adentrarse en lo desconocido. Para compartir una mirada al Evangelio que en ocasiones desviamos la mirada. Es buscar con otros, no sólo. Es vibrar con un camino, una verdad y una vida. Es, al fin y al cabo, dejarse remover ante demasiadas inercias.

Por eso es importante volver. No volver a una Cuaresma más, a unas penitencias externas y abstinencias sin corazón, sino volver a experimentar el Amor inmenso de Dios en ti. En mirar tu vida y centrarla en lo esencial, volver a confiar, a orar, a mirar a los demás con ojos de fe, de actuar como hijo amado por su padre. Eso será una verdadera y fructífera cuaresma y daremos frutos en la primavera pascual que nos preparamos a recibir como bautizados.  

[custom-facebook-feed]
[custom-facebook-feed]
Memoria de Santa Potenciana y su sepulcro
Memoria de Santa Potenciana y su sepulcro

Quiénes somos | Contacta con nosotros | Hemeroteca | Recibe nuestros periódicos en PDF Memoria de Santa Potenciana y su sepulcro En el lugar de Villanueva de Andúxar, jurisdicción de esta ciudad, a la otra parte del río Guadalquivir a la margen del mismo, junto a los...

Marzo es el mes de la VISIBILIDAD
Marzo es el mes de la VISIBILIDAD

Quiénes somos | Contacta con nosotros | Hemeroteca | Recibe nuestros periódicos en PDF Marzo es el mes de la VISIBILIDAD Marzo nace purpura y  morado, y huele a reivindicaciones y  a aire fresco, es el mes de la de la mujer, de sus luchas y conquistas, del no es no, y...

Peligrosidad del coronavirus y del maltrato en la sociedad
Peligrosidad del coronavirus y del maltrato en la sociedad

Quiénes somos | Contacta con nosotros | Hemeroteca | Recibe nuestros periódicos en PDF Peligrosidad del coronavirus y del maltrato en la sociedad Una vez hemos dejado el carnaval, donde las coplillas han juzgado a la sociedad, al mismo tiempo que celebrábamos una de...

“La peor pandemia” por Pedro Garrido
“La peor pandemia” por Pedro Garrido

Quiénes somos | Contacta con nosotros | Hemeroteca | Recibe nuestros periódicos en PDF "La peor pandemia" por Pedro Garrido "Cada día los informativos nos bombardean con multitud de noticias sobre el Coronavirus. A la misma vez que nos aconsejan mantener la calma,...

“Más recursos y más mantenimiento” por Pedro Garrido
“Más recursos y más mantenimiento” por Pedro Garrido

Quiénes somos | Contacta con nosotros | Hemeroteca | Recibe nuestros periódicos en PDF "Más recursos y más mantenimiento" por Pedro Garrido "Siempre me ha parecido mal que a lo largo de los años, los equipos de gobierno de nuestro municipio, dentro de sus defectos y...

Las competiciones deportivas también se paralizan por el coronavirus

Cero de dos

La ADB Villanueva cuenta sus partidos en la segunda fase de la liga regular por derrotas