Una nueva Navidad… otro año más llegó la Navidad

La Corredera, el artículo de opinión del mes de diciembre de nuestro colaborador, Jorge Cecilia

Sumergidos en el mes de las luces de colores y de la alegría por excelencia a nivel internacional, creo que debemos de echar la vista atrás para reflexionar sobre el año que comenzamos con grandes propósitos y que culminará en breves días.

Desde mi punto de vista, ha sido un año con sus luces y sus sombras. A nivel personal, he de agradecer a mi ciudad el cariño que me ha mostrado previo y posterior al Pregón de la Semana Santa que tuve el honor de ofrecer el pasado 6 de abril en las tablas del Principal. A mis cuadrillas de costaleros, del Grupo Parroquial de La Ropera y de la Cofradía de Los Estudiantes, por su valentía y coraje, como cada año así lo demostráis sirviendo a Dios con faja, zapatillas y costal. En especial, a mis “Legionarios de San Bartolomé”, “los pies de la Amargura”, porque aunque el cielo no dejó que vosotros convirtieseis las calles de este pueblo en un Templo, me hicisteis vivir lo que pocos pueden tener el orgullo de sentir entre las frías paredes de aquella Iglesia del Viernes.

Para mí, Abril fue emoción rota por dolor de no ver salir a la Esperanza, a mí Virgen, a las calles desde su casa. Dolor por ver roto el corazón de mi Grupo Joven, sí el que hice que naciera hace ya cuatro años y que se ha forjado entre gente buena, con alma de cristianos comprometidos por su Cofradía nazarena. Lector, no puede hacerse una idea, de lo que es ver a un hermano frente a Ella, en la noche del Jueves, sin luz de cera, roto porque el sacrificio este año no había valido la pena.

Abril, un año más, fue de banderas, rompiendo los vientos con fuerza para alejar las nubes y que mi Patrona saliera, entre su pueblo, navegando por la Ciudad de la Carretas y con campanas que repicaron en aquel Cerro, cuando “La Morenita” entró, rozando los cielos para que lo escucharan los que ya están con la Madre de Dios en su morada de nubes, en donde está José Antonio Hinojo, el Hermano Mayor que más pronto ha conocido la gloria después de tenerla entre sus brazos, a la Señora de la cara morena.

Y mayo… mayo fue de alegría, de Cruces de fiesta. Fue ver mi gente joven desbordada de júbilo por las callejuelas, mientras paseaban a la Virgencita que guarda mi cabecera.

Hasta llegar a junio, donde pregonase la fiesta de barrio que a nostalgia huele cuando se prenden las luces de la Verbena. Pastora de las Almas, que suerte tengo de tenerla tan cerca y haber podido gritar a los cuatro vientos que Andújar fue pastoreña y ojalá volviera como un redil de ovejas hasta los Arcos para estar junto a la Emperatriz capuchinera.

Julio de Carmen, de jazmín y de cera. Agosto de Aparición entre rocallas de la sierra. Septiembre de Feria con tormentas y octubre de vuelta a rutinas viejas. Noviembre de gachas en viñas con gente buena y diciembre de Inmaculada, la figura de la protectora andujareña.

Podrá pensar lector, que mi vida se resume en Cofradías, en tiempo de Cuaresma desembocando en la Pasión hasta alcanzar las Glorias que aún nos quedan, pues es que esa es mi forma de vida y a quien no le guste que no me lea, porque a veces ya ni uno puede abrir la boca no vaya ser que se ofenda cualquiera.

Y estas fueron las luces, aún me quedan sombras que atormentan. Porque parece que todo lo que reluce no salpica a nuestra sesera.

No me cabe en la cabeza, que en esta ciudad que amo con todas mis fuerzas, se vivan episodios con gentuza que no merecieran ni pisar esta tierra. Cómo podemos pedir a alguien una limosna para los más necesitados en caridad de cristianos y su contestación sea “qué cara tienes colega”.

En definitiva y en resumidas cuentas, creo que año tras año vivimos una especie de “día de la marmota”, donde todo se repite, los ricos son más ricos, los pobres son más pobres, los buenos más machacados por las sociedad y los malos más realzados por la incultura mundial.

Ojalá 2020 traiga lo mejor de nosotros, de nuestra Andújar bella y deje de fastidiar la gente que no sabe nada más que envidiar cosas que quizás jamás intentaran alcanzar.

Ah y recordar, que la Navidad es la fiesta de la vida, del amor y de la esperanza, porque celebramos el nacimiento de Cristo, que nadie se confunda festejando una fiesta cristiana entremezclada con el consumismo compulsivo.

Feliz Navidad amigo/a y próspero año 2020.

[custom-facebook-feed]
[custom-facebook-feed]
Kilómetros contra el coronavirus desde casa con el Reto ALES

Kilómetros contra el coronavirus desde casa con el Reto ALES

ALES Jaén abandera una nueva iniciativa para colaborar ante la escasez de medios que hay en los hospitales jiennenses para luchar contra el COVID-19. La asociación ha lanzado el reto de hacer el mayor número de kilómetros desde casa y que en esta aventura cada participante realice una aportación de 5 euros con la que se destinará a la compra de mascarillas, equipos de protección, guantes, termómetros, agua y todo lo necesario para ayudar vencer a la pandemia.

Memoria de Santa Potenciana y su sepulcro
Memoria de Santa Potenciana y su sepulcro

Quiénes somos | Contacta con nosotros | Hemeroteca | Recibe nuestros periódicos en PDF Memoria de Santa Potenciana y su sepulcro En el lugar de Villanueva de Andúxar, jurisdicción de esta ciudad, a la otra parte del río Guadalquivir a la margen del mismo, junto a los...

Marzo es el mes de la VISIBILIDAD
Marzo es el mes de la VISIBILIDAD

Quiénes somos | Contacta con nosotros | Hemeroteca | Recibe nuestros periódicos en PDF Marzo es el mes de la VISIBILIDAD Marzo nace purpura y  morado, y huele a reivindicaciones y  a aire fresco, es el mes de la de la mujer, de sus luchas y conquistas, del no es no, y...

Vuelve
Vuelve

Quiénes somos | Contacta con nosotros | Hemeroteca | Recibe nuestros periódicos en PDF Vuelve Hay momentos en nuestra vida tan agitada e inquieta en el que tenemos que parar. De hecho, es recomendable para nuestra salud personal y para los de mi entorno. Tenemos que...

Peligrosidad del coronavirus y del maltrato en la sociedad
Peligrosidad del coronavirus y del maltrato en la sociedad

Quiénes somos | Contacta con nosotros | Hemeroteca | Recibe nuestros periódicos en PDF Peligrosidad del coronavirus y del maltrato en la sociedad Una vez hemos dejado el carnaval, donde las coplillas han juzgado a la sociedad, al mismo tiempo que celebrábamos una de...

“La peor pandemia” por Pedro Garrido
“La peor pandemia” por Pedro Garrido

Quiénes somos | Contacta con nosotros | Hemeroteca | Recibe nuestros periódicos en PDF "La peor pandemia" por Pedro Garrido "Cada día los informativos nos bombardean con multitud de noticias sobre el Coronavirus. A la misma vez que nos aconsejan mantener la calma,...