Pepe Cortés, el último zapatero de Arjona

Reproducimos aquí la entrevista que Vivir Arjona le hacía a este humilde zapatero en marzo del año 2018, cuando nos abrió las puertas de su taller y tuvimos la oportunidad de charlar con él. El pasado 28 de febrero el Ayuntamiento de Arjona le otorgaba el premio Arjona Excelencia

(ENTREVISTA REALIZADA EN MARZO DE 2018 Y EDITADA EN EL NÚMERO 3 DE VIVIR ARJONA, ENTONCES, VIVA ARJONA)

Pepe tiene 73 años y ya está jubilado de la que ha sido su profesión durante toda su vida.  Él es el último zapatero artesano de Arjona. Es un hombre sencillo que me recibe en su taller de la calle Santo Rostro con la cercanía de alguien que se ha dedicado toda su vida a un oficio y ha tratado a diario con amigos y extraños. Es sencillo, amable y atento y atesora recuerdos que engrandecen a Arjona.

Pregunta: ¿Cuándo empezó en este oficio?

–Yo empecé en el año 1957, que fue cuando me quitó mi padre de la escuela porque mi hermano mayor se iba al siguiente año a la mili y dijo mi padre “hijo, en vacaciones te engancho para que vayas aprendiendo”. Y entonces ese verano ya estuve aquí, al año siguiente, en marzo, se fue mi hermano a la mili y tuve que ayudarle a mi padre y aprendí el oficio. Y ya, pues mira, toda la vida trabajando en esto, aunque he tenido otras profesiones también. He estado cuarenta y tantos años cobrando seguros, también tuvimos una tienda y eso. Pero lo compaginaba todo con el trabajo en la zapatería. 

P.- ¿Qué cambios ha visto en su trabajo en el taller a lo largo de los años?

–La principal diferencia es que esto antes era un negocio, lo que hoy ya no es. Porque entonces había trabajo. Nosotros, en la época en la que vivía mi padre y después, nosotros hacíamos muchos zapatos nuevos, era una pequeña fábrica de calzado. Hacíamos nuevo y las reparaciones y composturas, lo llevábamos todo para adelante. Luego las fábricas comenzaron a progresar más y se extendieron primero a las capitales y luego a los pueblos. Ya se ponían tiendas de calzado, que también tuvimos en su tiempo una tienda; arreglábamos y también vendíamos zapatos nuevos. Pero ya tuvimos que dejar de hacerlo porque, claro, la fábrica lo hacía más económico y hacer un zapato de artesanía vale un dinero y la gente no lo pagaba. Y poco a poco aquello se fue hundiendo. Aquí en Arjona aproximadamente estábamos 20 o 25 zapateros y todos vivíamos de esto.

P.- Por lo que veo siempre tiene la puerta abierta, ¿recibirá muchas visitas?

–Bueno, yo antes estaba trabajando en todo el centro (en la plaza de los Coches). Allí también tenía un montón de visitas. Tantas, que un amigo mío muy simpático le puso a aquello “El semáforo en rojo”, porque todo el mundo al pasar por allí frenaba y se paraba. Allí, lo primero es que había más trabajo, como te he dicho. Antes estaba más informado de todo, también le puso este hombre a aquello “La olla del chisme”, porque, lo que pasa, estábamos allí y nos enterábamos de todas las noticias y las comentábamos. Unas eran chismes, otras eran verdad, pero bueno, aquello era un centro de tertulia. Y lo pasábamos bien allí. Luego ya me jubilé y me vine aquí (una casa antigua en la que tiene una habitación con sus herramientas).

P.- ¿Qué es lo que más echa de menos de su profesión?

–Hombre, por supuesto, el ambiente aquel de ver a todo el mundo pasar por allí (su taller de la plaza de los Coches) lo echo de menos. Era otro sitio y otro ambiente el que tenía allí.

P.- Si usted volviera atrás en el tiempo ¿se plantearía ser de nuevo zapatero?

–Pues mira, no me lo he planteado nunca pero tampoco me ha ido mal. Posiblemente lo repitiera también, siempre que fuera el negocio como era antes, porque yo tengo un hijo que podía estar aquí, porque sabe trabajar, porque en los veranos lo enseñaba, pero ya no es como antes.

Pepe Cortés, el último zapatero de Arjona que aún abre las puertas de su taller a las visitas.

[custom-facebook-feed]
[custom-facebook-feed]

Elige qué vídeo de nuestro canal de Youtube quieres ver:

No se ha facilitado una URL válida.
Los docentes en pandemia
Los docentes en pandemia

Los docentes en pandemia PAQUI CÁMARA|Desde el primer minuto de los problemas que planteaba la pandemia que aún estamos sufriendo, las comunidades educativas junto con sus profesores/as han sido los/as protagonistas del proceso de enseñanza y aprendizaje desde la...

«Fridays for the Future», entre la indignación y la esperanza
«Fridays for the Future», entre la indignación y la esperanza

"Fridays for the Future", entre la indignación y la esperanza Entradilla de la noticia fadfasfasfdasdfa adf asdf asdfadf adsfasfd asdfa dsfadsf adsfa dsfa dfa dfas dfasd fasfd asdfa sdfa fdsasdf asdfa sdfadsfadsfa dsfaf asdfasd Miles de jóvenes corearon el “Fridays...

El aceite de oliva de la campiña mejora sus exportaciones
El aceite de oliva de la campiña mejora sus exportaciones

El aceite de oliva de la campiña mejora sus exportaciones El sector agroalimentario en general, y el del aceite de oliva de la campiña olivarera en particular, se han convertido en un sector estratégico de la economía nacional debido a los buenos resultados de las...

Los docentes en pandemia
¿Cómo será el tercer curso escolar con pandemia?

¿Cómo será el tercer curso escolar con pandemia? Andalucía ha comenzado el nuevo curso cien por cien presencial, con el 39,4% de los alumnos vacunados contra la Covid y las mismas medidas sanitarias que el año pasado. La vuelta a los pupitres seguirá obligando a...