Paco Huertas sobre la “reorganización” de la Oficina Liquidadora: “Ha pasado a ser un mero buzón de entrada”

El alcalde de Andújar, Paco Huertas, visita la oficina del Registro de la propiedad de Andújar y pide a la Junta de Andalucía que revierta esta situación

El alcalde de Andújar, Paco Huertas ha visitado el Registro de la propiedad de Andújar para conocer las consecuencias que tiene la decisión de la Junta de Andalucía de modificar el papel que los registros llevaban a cabo como Oficinas Liquidadoras. Tal y como ha podido comprobar, el servicio ha sufrido una importante merma en sus funciones provocando en la ciudadanía “inseguridad jurídica”.

El primer edil, ha explicado, que han pasado a ser únicamente un mero buzón de entrada
“en detrimento del servicio de asesoramiento, comprobación y seguimiento que se estaba prestando hasta ahora”. “Esta situación está provocando que los usuarios de los 11 municipios que atendía la oficina de Andújar ahora deban trasladarse hasta La Carolina para seguir recibiendo ese asesoramiento en materia tributaria y seguimiento de la tramitación de los expedientes que la oficina de Andújar les ofrecía gratuitamente”, ha lamentado Huertas.

Expedientes, ha recalcado Huertas, que se concentran en solo 3 oficinas a nivel provincial que “podrán correr también riesgo de colapso”. A esto hay que añadir, tal y como ha comprobado el alcalde, que los medios informáticos que debían suplir las funciones de registro aún no están totalmente operativos. Además, el nuevo sistema de citas previas ralentiza también la atención y provoca que los usuarios tengan que pedir una cita por trámite, obligándoles a acudir a la oficina en repetidas ocasiones. A esto hay que sumar, ha denunciado Huertas, que han eliminado incluso el servicio de atención personal y gratuita al contribuyente en horario de tarde durante la campaña de la Renta.

Por otro lado, un total del 60 por ciento de las personas que acudían a las oficinas diariamente se desplazaban desde otros municipios de la comarca, lo que suponía también un beneficio económico para la ciudad. “Vamos a dejar de recibir diariamente a un alto número de personas que venían a la oficina liquidadora a hacer sus gestiones y que consumían en nuestro sector comercial y hostelero”, ha manifestado.

Este nuevo escenario de las Oficinas Liquidadoras, ha anunciado, plantea también una nueva situación laboral para cientos de trabajadores en Andalucía, que han visto como sus puestos de trabajo pueden estar en riesgo por una decisión tomada de la “noche a la mañana”. En palabras de Huertas, “la forma apresurada de adoptar esta medida ha derivado en múltiples improvisaciones que están generando perjuicios al administrado y que puede, todavía, generar mayores consecuencias por la cantidad de expedientes en tramitación que han quedado paralizados”. “La falta de planificación ha convertido esta decisión en una gran chapuza”, ha destacado.

“Hacemos un llamamiento a la Junta de Andalucía para que revierta esta situación, ya que los perjudicados por esta decisión son los ciudadanos y ciudadanas de Andújar, que dejarán de recibir así servicios públicos esenciales, que les proporcionan seguridad y asesoramiento jurídico”, ha finalizado el alcalde.

[custom-facebook-feed]
[custom-facebook-feed]
Cuadro de la COPA RFAF

Cuadro de la COPA RFAF

Quiénes somos | Contacta con nosotros | Hemeroteca | Recibe nuestros periódicos en PDF Cuadro de la COPA RFAF La Federación Andaluza de Fútbol presentó la composición de la COPA RFAF y cómo habían quedado los emparejamientos para la disputa de una competición que es...

Elige qué vídeo de nuestro canal de Youtube quieres ver:

No se ha facilitado una URL válida.
‘Re-Viviendo la feria’ por Pedro Garrido
‘Re-Viviendo la feria’ por Pedro Garrido

Quiénes somos | Contacta con nosotros | Hemeroteca | Recibe nuestros periódicos en PDF 'Re-Viviendo la feria' por Pedro Garrido "Caía el verano sobre el horizonte de Septiembre del año 97. Una madrugada de esas de juegos en la calle, carreras de bicis y pelotazos por...

¿Ayudas europeas o intervención del país?
Racismo, trato desigual y marginación, por Manuel Campos

Se inició en Estados Unidos, pero pasó a prácticamente todos los países no controlados por dictaduras del mundo. Me refiero a la reacción ante el fallecimiento de un hombre de raza negra causado por un policía que mediante una llave practicada al cuello de la víctima le impidió respirar hasta que murió. Las manifestaciones masivas, incluso ante la Casa Blanca, incluían a personas de distintas razas que enarbolaban los mismos eslóganes, algo muy diferente de las que hubo en los años sesenta reivindicando los derechos civiles que disfrutaban los ciudadanos de raza blanca, escenas en las que no solía haber blancos..
Han pasado 52 años desde que muriera asesinado Martin Luther King (1920-1968), el hombre que tuvo un sueño de igualdad y encontró una bala de plomo, y muchas cosas han cambiado en Estados Unidos y en los países occidentales, pero el núcleo de la cuestión sigue siendo la marginación de las clases menos favorecidas, disfrazada con discursos relacionados con la raza, la religión o cualquier otra excusa por la que se pueda segregar a alguien. El policía en cuestión no habría tirado al suelo ni apretado el cuello de un ciudadano de raza negra que circulara en limusina o vistiendo ropa o calzado caros, o al menos es muy poco probable que lo hubiera hecho porque en ese país –y en otros- nadie molesta a quien puede que tenga varios abogados, todos de Harvard. En mi opinión, se trata de falta de respeto a los derechos de los débiles y no de razas, opciones o creencias.
Del comentario de Donald Trump afirmando que la víctima seguro que se encontraba dichosa en el cielo al ver la buena ,marcha de la economía a pesar de la pandemia, prefiero no hablar.

“BESOS, ABRAZOS Y CORONAVIRUS”, un artículo de Alberto Puig y Sergio Moreno
“BESOS, ABRAZOS Y CORONAVIRUS”, un artículo de Alberto Puig y Sergio Moreno

En esta etapa de tránsito hacia la nueva normalidad la sensación colectiva es de resignada aceptación de la incertidumbre ante un rebrote de la enfermedad. Bajo el mantra de que cualquiera en cualquier momento puede ser un peligroso “contagiador” se nos prescriben hábitos claramente contraculturales: el mantenimiento de las distancias sociales y el uso generalizado de adminículos presumiblemente protectores tales como mascarillas y guantes.