Noviembre de añoranza

La Corredera, el artículo de opinión del mes de noviembre de nuestro colaborador Jorge Cecilia

Tras la época estival y el ya tradicional “veroño”, nos encontramos sumergidos en toda su totalidad en el otoño, que llama a las puertas del invierno, con lluvias, días grises, frio y recogimiento.

Este noviembre, nos trae una nueva campaña electoral, algo, que seguro que no ha sentado muy bien a más de un andujareño, que sacrificó su domingo de romería siendo miembro en una mesa electoral o tuvo que hacer los trámites para votar por correo y que, en definitiva. ha valido para bien poco por culpa de aquellos que en Madrid no se ponen de acuerdo y prefieren que empecemos de 0 con el papeleo.

Pues no sólo este mes trae asuntos políticos y discusiones en cada reunión fraternal; por si mis ideas son mejores que las tuyas o yo soy más español que tú o los catalanes son esto o aquello. No, noviembre también ha traído su típico sabor a matalahúva y chorizos, a candela y a gachas, a traído tradiciones autóctonas de nuestra tierra que jamás de los jamases debemos perder ni sustituir.

Pues bien, veo con alegría que Andújar defiende los suyo, pese a que ya el “truco o trato” va ganando terreno, no sólo en capitales de toda la comunidad autónoma, si no en localidades muy próximas a nuestras casas. Nuestra amada ciudad, prefiere las viñas y el campo a disfrazarse de muertos vivientes intentando pegar algún que otro susto por callejuelas. Preferimos las reuniones de amigos y familiares alrededor de un perol de paella o migas, a la calabaza y las tinieblas. Pero es que nosotros ya tenemos los carnavales, de comparsas y chirigotas, de disfraces alegres y coloridos, ¿Por qué tenemos que acoger costumbres americanas sin ninguno sentido? Rituales que se mofan del día de los fieles difuntos, que personalmente me ofende, porque ese día es de melancolía y no de disfrazarte de asesino, zombi o cualquier bestia maloliente. Es que encima ni supieron cuál era el día de “la noche de los muertos”, porque los extranjeros lo celebran el 31 de octubre, víspera de la fiesta de Todos los Santos, en todo caso debería ser la noche del 1 al 2 de noviembre, que se adentra en la jornada para el recuerdo de nuestros familiares fallecidos. Es que ni para eso han tenido gracia los americanitos.

Es por eso, que ojalá y nunca, venga a llamar a mi puerta unos monstruitos pidiendo con calabazas y sustitos algún que otro caramelito porque los mandaré a la cabalgata del 5 de enero, que es donde los españoles recogemos caramelos que llueven con alegría desde los cielos. Ojalá nuestros gobernantes no fomenten esto, ni hagan que se disfracen los andujareños, ni que alguna noche más de uno no salga a nuestro pueblo por miedo, de no saber que es esto de ver disfraces de poco esmero corriendo detrás de gente en el día de los muertos, porque en Andújar, noviembre se celebra con fiestas en los adentros de nuestra Sierra y con flores en el cementerio para recordar a los que se fueron. En nuestra ciudad se espera con deseo, que un nuevo febrero traiga papelillos y disfraces que animen las calles, por favor conservemos esto, dejemos para América lo que es de ellos, porque jamás sus gentes conocieron lo que es la alegría de un revoleteo de volantes en la arena abrileña, ni un palio cuajado con bordados, ni playas con espetos, ni la paseo de caballos en el Real ferial, ellos sólo conocieron sus absurdas costumbres de burlarse de la vida alzando la muerte con festejos.

Y las calles se quedaron tristes y vacías como cantaba aquel que en su danzar de mariposas llena de recuerdos mi tiempo. Pese a ello, querida lectora y lector, viva, sienta, quiera, bese, ame, pero sobre todo, piense que la vida son dos días, si no, mire aquellos que durmieron en el sueño eterno, personas que hace días teníamos a nuestra vera y se fueron, por esto, haga feliz a su prójimo y fácil nuestro paseo por la vida, porque además hemos tenido la suerte de nacer en la tierra más bonita.

Feliz otoño andujareño/a.

[custom-facebook-feed]
[custom-facebook-feed]
El Gobierno reduce a 20 las peonadas agrícolas

El Gobierno reduce a 20 las peonadas agrícolas

Con motivo de las protestas del sector agrario, principalmente en Andalucía y Extremadura, el Gobierno ha aprobado, como medida urgente, la reducción del número de jornadas necesarias para el acceso al subsidio del desempleo y a la renta agraria.

“Más recursos y más mantenimiento” por Pedro Garrido
“Más recursos y más mantenimiento” por Pedro Garrido

Quiénes somos | Contacta con nosotros | Hemeroteca | Recibe nuestros periódicos en PDF "Más recursos y más mantenimiento" por Pedro Garrido "Siempre me ha parecido mal que a lo largo de los años, los equipos de gobierno de nuestro municipio, dentro de sus defectos y...

La desamortización en la comarca de Andújar
La desamortización en la comarca de Andújar

Quiénes somos | Contacta con nosotros | Hemeroteca | Recibe nuestros periódicos en PDF La desamortización en la comarca de Andújar Entendemos por desamortización la transformación que hace el Estado de la propiedad libre y circulante.La religiosidad del pueblo español...

Hablen las coplas y disfrute el pueblo
Hablen las coplas y disfrute el pueblo

Quiénes somos | Contacta con nosotros | Hemeroteca | Recibe nuestros periódicos en PDF Hablen las coplas y disfrute el pueblo El momento más esperado por muchos ya está aquí. El Carnaval asoma por el horizonte y las próximas semanas pequeños, adultos, mayores y...

El lobo nunca dormirá en la misma cama con el cordero
El lobo nunca dormirá en la misma cama con el cordero

Quiénes somos | Contacta con nosotros | Hemeroteca | Recibe nuestros periódicos en PDF El lobo nunca dormirá en la misma cama con el cordero Federico Gracia Lorca, en su última entrevista decía:Yo soy español integral, y me sería imposible vivir fuera de mis límites...

Hablen las coplas y disfrute el pueblo
Un pin que desatiende a la diversidad

Quiénes somos | Contacta con nosotros | Hemeroteca | Recibe nuestros periódicos en PDF Un pin que desatiende a la diversidad En este espacio de opinión me va a resultar complicado no balancearme entre la objetividad y la subjetividad. ¿Recuerdan la frase de la...