“No tengo palabras para agradecer todo lo que están haciendo por mi familia”

Inés Valverde, la mujer afectada por el incendio en Santa Ana, destaca la labor realizada por los policías y los bomberos. “De no ser por ellos, no sé qué hubiera pasado”

A Inés Valverde todavía le tiembla la voz cuando recuerda la madrugada del pasado viernes. Aquella noche, cuando el reloj marcaba las dos y media, su cuerpo se estremeció al ver como un humo negro salía del cuarto de su hija mayor de 18 años, quien no paraba de gritar asustada. Una estufa mal colocada prendió fuego al colchón y de inmediato aparecieron las llamas.

La mujer, junto con su hija mayor, trató de apagar el incendio con los medios que tenía a su alcance: cerró la puerta y colocó toallas húmedas en las ranuras de salida del humo. Acto seguido, sacó a sus dos hijas -la menor tiene 12 años- del piso de la sexta planta de la Avenida Primero de Mayo en el que habita.

Una vez fuera, buscaron auxilio en la vivienda contigua de otro vecino. Sin embargo, fue el residente del quinto piso el que subió para ver qué es lo que ocurría. El hombre intentó acceder al inmueble para sofocar las llamas, pero Inés se lo impidió debido al cariz que estaba tomando la situación. La esposa de este fue la que telefoneó a los bomberos.

Los primeros en llegar fueron dos patrullas de la Policía Local. Los agentes, sin pensárselo dos veces, accedieron a la vivienda, protegieron la zona, advirtieron al resto de moradores para evitar que inhalaran humo y comprobaron que la mujer y sus dos hijas estaban en buen estado. “Fue un milagro. De no ser por los bomberos y los policías, no sé lo que hubiera pasado”, dice con un nudo en la garganta. 

Inés Valverde trabaja en lo que puede. Dispone de pocos recursos para mantener a la familia. Dentro de la desgracia de perder prácticamente su hogar, acaba de ser contratada en la lavandería del geriátrico para cubrir una sustitución. Es para solo un mes, pero ello lo agradece, al igual que agradece la labor de los profesionales que participaron en su evacuación y en la extinción de las llamas. “No tengo palabras. Me encataría conocerlos para darles las gracias personalmente”, asegura a este periódico.

Colaboración de los vecinos, el barrio y el Ayuntamiento

La mujer reside, mientras arreglan su vivienda, en el piso que le ha cedido un vecino que se encuentra en Holanda. También se ha volcado el resto del barrio, el Ayuntamiento y Cáritas de la parroquia del Buen Pastor.

El concejal de Emergencias, Daniel Moreno, y Myriam Martínez como responsable de Bienestar Social han acudido al piso en representación del Ayuntamiento de Linares para mostrar su apoyo. Moreno ha señalado que “este lunes se inspeccionó la vivienda y hay una habitación bastante afectada, con daños graves. Por tanto, hay que desescombrarla y limpiarla, y también desodorizarla, ya que el olor puede persistir durante años”.

Por otro lado, desde la Concejalía de Bienestar Social, Martínez ha asegurado que se está “viendo cómo podemos colaborar para poder sacar los escombros o bien adquirir el material necesario para la construcción”. En total, señalan que se necesitan algo más de mil euros para ejecutar la remodelación de la única habitación afectada por el incendio de la vivienda. De hecho, se confirma que el edificio no corre ningún peligro.

Solidaridad a raudales en Santa Ana

La solidaridad no se ha hecho esperar en la barriada Santana de Linares, cuyos vecinos aportarán lo que puedan a través de microdonaciones. “Se pondrán huchas tanto en la asociación de vecinos como en los comercios del barrio, que ya se han ofrecido para ayudar” ha indicado el presidente del colectivo vecinal, Alfonso Egea. “Hoy le ha pasado a ella, mañana puede ser cualquiera. Se va a reponer todo lo afectado, porque si por algo se caracteriza este barrio es por su solidaridad”, ha apuntado Egea.

La propietaria del piso afectado Inés Valverde ha dado las gracias a todas las personas que la han apoyado desde el primer momento. “A mi vecino del quinto por dar la voz de alarma y a todas las personas que me han ayudado, desde el Ayuntamiento, vecinos, Cáritas y todos los que me llaman y apoyan”, al tiempo que ha destacado la rápida acción tanto de Bomberos como de Policía.

Ahora trata de recuperar la normalidad, y mientras se recolecta lo necesario para acometer las reformas, un vecino le ha dejado su vivienda. “No imaginaba tanta ayuda humana que estoy recibiendo”, ha señalado la afectada.

Fotos: Ana Luna/Ayuntamiento de Linares, Tveo Comarca y Javier Esturillo

 

[custom-facebook-feed]
[custom-facebook-feed]
El Linares se hará test de Covid semanales por orden de la Federación

El Linares se hará test de Covid semanales por orden de la Federación

La Real Federación Española de Fútbol ha introducido nuevos mecanismos de refuerzo en su Protocolo de actuación ante el Covid-19 y ha presentado al CSD, para su validación, una nueva versión que, esencialmente, introduce dos nuevos mecanismos de refuerzo y exigencia y que obliga a test semanales en 2ªB y 3ª División y en Primera y segunda femeninas y de fútbol sala

Elige qué vídeo de nuestro canal de Youtube quieres ver:

No se ha facilitado una URL válida.
¿Ayudas europeas o intervención del país?
Racismo, trato desigual y marginación, por Manuel Campos

Se inició en Estados Unidos, pero pasó a prácticamente todos los países no controlados por dictaduras del mundo. Me refiero a la reacción ante el fallecimiento de un hombre de raza negra causado por un policía que mediante una llave practicada al cuello de la víctima le impidió respirar hasta que murió. Las manifestaciones masivas, incluso ante la Casa Blanca, incluían a personas de distintas razas que enarbolaban los mismos eslóganes, algo muy diferente de las que hubo en los años sesenta reivindicando los derechos civiles que disfrutaban los ciudadanos de raza blanca, escenas en las que no solía haber blancos..
Han pasado 52 años desde que muriera asesinado Martin Luther King (1920-1968), el hombre que tuvo un sueño de igualdad y encontró una bala de plomo, y muchas cosas han cambiado en Estados Unidos y en los países occidentales, pero el núcleo de la cuestión sigue siendo la marginación de las clases menos favorecidas, disfrazada con discursos relacionados con la raza, la religión o cualquier otra excusa por la que se pueda segregar a alguien. El policía en cuestión no habría tirado al suelo ni apretado el cuello de un ciudadano de raza negra que circulara en limusina o vistiendo ropa o calzado caros, o al menos es muy poco probable que lo hubiera hecho porque en ese país –y en otros- nadie molesta a quien puede que tenga varios abogados, todos de Harvard. En mi opinión, se trata de falta de respeto a los derechos de los débiles y no de razas, opciones o creencias.
Del comentario de Donald Trump afirmando que la víctima seguro que se encontraba dichosa en el cielo al ver la buena ,marcha de la economía a pesar de la pandemia, prefiero no hablar.

“BESOS, ABRAZOS Y CORONAVIRUS”, un artículo de Alberto Puig y Sergio Moreno
“BESOS, ABRAZOS Y CORONAVIRUS”, un artículo de Alberto Puig y Sergio Moreno

En esta etapa de tránsito hacia la nueva normalidad la sensación colectiva es de resignada aceptación de la incertidumbre ante un rebrote de la enfermedad. Bajo el mantra de que cualquiera en cualquier momento puede ser un peligroso “contagiador” se nos prescriben hábitos claramente contraculturales: el mantenimiento de las distancias sociales y el uso generalizado de adminículos presumiblemente protectores tales como mascarillas y guantes.