Linares recupera la movilidad aunque seguirá aplicando el resto de las medidas restrictivas

El cierre a las 22,00 horas de comercios y establecimientos de hostelería y la reducción de su aforo al 50 por ciento; el límite a seis personas el número de miembros de los grupos que podrán reunirse en estos establecimientos o hacer deporte de forma conjunta en el espacio exterior son algunas de las medidas.

Redacción || 16 de octubre de 2020

Linares recuperará su movilidad, podrán hacerse salidas y entradas del municipio sin restricciones, pero habrá otras medidas que se mantendrán entre la ciudadanía para evitar los contagios. La Consejería de Salud y Familias, a través del Comité Territorial de Alerta de Salud Pública de Alto Impacto de Granada, ha decidido en el día de hoy adoptar las medidas restrictivas para la ciudad, medidas que implican el cierre a las 22,00 horas de comercios y establecimientos de hostelería y la reducción de su aforo al 50 por ciento o el límite a seis personas el número de miembros de los grupos que podrán reunirse en estos establecimientos o hacer deporte de forma conjunta en el espacio exterior. Los parques y los jardines estarán cerrados y también las áreas de recreo infantiles. 

Un Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) extraordinario publicará las medidas este viernes para que entren en vigor a las 8,00 horas de este sábado, por 14 días prorrogables.  Los mercadillos públicos o privados, clubes sociodeportivos, peñas y asociaciones gastronómicas o culturales van a permanecer cerrados, y las celebraciones nupciales y religiosas se limitan a 30 personas tanto al aire libre como al interior, con un máximo de 15 en los velatorios, diez en espacios cerrados.

En cuanto al límite de aforo y de horario de los establecimientos comerciales y hosteleros, no se aplica a centros médicos, farmacéuticos, veterinarios y de combustible para automoción, y otros considerados esenciales. No estarán permitidas salidas y visitas en centros sociosanitarios como residencias de mayores y de personas con discapacidad. Las instalaciones de deporte tanto exteriores como interiores se podrán utilizar al 50 por ciento de su capacidad para la práctica deportiva, ha detallado Aguirre.

Con una tasa de casi 600 positivos por cada 100.000 habitantes, Linares ha conseguido reducir en parte los contagios aunque se siguen detectando casos en los últimos días, incluso tres fallecimientos. La tasa de incidencia sigue siendo alta y por ese motivo se mantienen restricciones, no solo en Linares, sino también en Almodóvar Del Río (Córdoba) y Casariche (Sevilla) que se encontraban en la misma situación que Linares. A estas circunstancias se suma ahora Granada capital y toda su área metropolitana.

Yolanda Reche reclama cribados masivos en el municipio

Yolanda Reche reclama cribados masivos en el municipio

La alcaldesa de La Carolina, Yolanda Reche, ha exigido la realización de test masivos en el municipio para averiguar la verdadera incidencia del covid en la zona. Lo ha hecho en sendas cartas remitidas a la delegada del gobierno andaluz, Maribel Lozano, y a la de Salud y Familias, Trinidad Rus, un escrito en el que ofrece toda la colaboración necesaria para frenar el coronavirus.

[custom-facebook-feed]
El Linares se hará test de Covid semanales por orden de la Federación

El Linares se hará test de Covid semanales por orden de la Federación

La Real Federación Española de Fútbol ha introducido nuevos mecanismos de refuerzo en su Protocolo de actuación ante el Covid-19 y ha presentado al CSD, para su validación, una nueva versión que, esencialmente, introduce dos nuevos mecanismos de refuerzo y exigencia y que obliga a test semanales en 2ªB y 3ª División y en Primera y segunda femeninas y de fútbol sala

Elige qué vídeo de nuestro canal de Youtube quieres ver:

No se ha facilitado una URL válida.
¿Ayudas europeas o intervención del país?
Racismo, trato desigual y marginación, por Manuel Campos

Se inició en Estados Unidos, pero pasó a prácticamente todos los países no controlados por dictaduras del mundo. Me refiero a la reacción ante el fallecimiento de un hombre de raza negra causado por un policía que mediante una llave practicada al cuello de la víctima le impidió respirar hasta que murió. Las manifestaciones masivas, incluso ante la Casa Blanca, incluían a personas de distintas razas que enarbolaban los mismos eslóganes, algo muy diferente de las que hubo en los años sesenta reivindicando los derechos civiles que disfrutaban los ciudadanos de raza blanca, escenas en las que no solía haber blancos..
Han pasado 52 años desde que muriera asesinado Martin Luther King (1920-1968), el hombre que tuvo un sueño de igualdad y encontró una bala de plomo, y muchas cosas han cambiado en Estados Unidos y en los países occidentales, pero el núcleo de la cuestión sigue siendo la marginación de las clases menos favorecidas, disfrazada con discursos relacionados con la raza, la religión o cualquier otra excusa por la que se pueda segregar a alguien. El policía en cuestión no habría tirado al suelo ni apretado el cuello de un ciudadano de raza negra que circulara en limusina o vistiendo ropa o calzado caros, o al menos es muy poco probable que lo hubiera hecho porque en ese país –y en otros- nadie molesta a quien puede que tenga varios abogados, todos de Harvard. En mi opinión, se trata de falta de respeto a los derechos de los débiles y no de razas, opciones o creencias.
Del comentario de Donald Trump afirmando que la víctima seguro que se encontraba dichosa en el cielo al ver la buena ,marcha de la economía a pesar de la pandemia, prefiero no hablar.

“BESOS, ABRAZOS Y CORONAVIRUS”, un artículo de Alberto Puig y Sergio Moreno
“BESOS, ABRAZOS Y CORONAVIRUS”, un artículo de Alberto Puig y Sergio Moreno

En esta etapa de tránsito hacia la nueva normalidad la sensación colectiva es de resignada aceptación de la incertidumbre ante un rebrote de la enfermedad. Bajo el mantra de que cualquiera en cualquier momento puede ser un peligroso “contagiador” se nos prescriben hábitos claramente contraculturales: el mantenimiento de las distancias sociales y el uso generalizado de adminículos presumiblemente protectores tales como mascarillas y guantes.