Las obras en la carretera que une La Carolina con su pedanía de La Fernandina concluirán a finales de verano

El presidente de la Diputación ha visitado esta actuación que cuenta con una inversión superior a los  420.000 euros para reforzar el firme y mejorar el drenaje de toda la vía

Redacción || 7 de julio de 2020

Las obras de mejora en la carretera JV-6036, que comunica la localidad de La Carolina con su pedanía de La Fernandina, concluirán a finales de verano. Así lo ha anunciado el presidente de la Diputación Provincial, Francisco Reyes, que ha visitado junto a la alcaldesa de La Carolina, Yolanda Reche, y al diputado de Infraestructuras Municipales, José Castro, este proyecto que cuenta con una inversión superior a los 420.000 euros. “Se trata de una actuación que Yolanda Reche, desde que llegó al Ayuntamiento de La Carolina, la puso encima de la mesa como una necesidad muy importante para su municipio, una demanda de los vecinos y en especial, de quienes viven en La Fernandina, y que cuando acabe el verano será una realidad”, ha señalado Reyes, que ha agradecido a la empresa “el cumplimiento de los plazos a pesar de la pandemia y las dificultades que desde el punto de vista técnico estamos teniendo”.

Esta intervención integral en la JV-6036 afecta a la totalidad de la carretera, que cuenta con una longitud de 5,5 kilómetros, y consiste en el refuerzo del firme existente con mezcla asfáltica en caliente y la reparación de los tramos más deteriorados, así como la mejora del drenaje con la construcción de nuevas obras de drenaje transversal. Además, aprovechando la plataforma existente de paseos en tierra y las nuevas cunetas rebasables a ambos márgenes, se va a conseguir la ampliación de la anchura media en esta carretera hasta alcanzar los 5 metros. Por último, se procederá a la renovación de la señalización horizontal y vertical, así como al acondicionamiento de los accesos públicos existentes. “Estas obras forman parte del plan de actuación de la Diputación en los casi 1.600 kilómetros de carreteras con los que contamos, y van a permitir mejorar la seguridad de quienes transitan por ella”, ha puesto de relieve el presidente de la Administración provincial.

Francisco Reyes también se ha referido a la labor de mejora, conservación y mantenimiento de la red viaria provincial y ha subrayado que “en estos momentos, la inversión es fundamental”, para la reactivación de la economía tras la crisis generada por la pandemia de la Covid-19. En este sentido, el presidente de la Diputación de Jaén ha informado de que en estos momentos son 13 las actuaciones que se encuentran en ejecución o próximas a comenzar que suman un presupuesto de adjudicación superior a los 8,5 millones de euros.

[custom-facebook-feed]
Test de coronavirus para casi 12.000 maestros y profesores de la provincia

Test de coronavirus para casi 12.000 maestros y profesores de la provincia

La Junta anuncia que en Jaén se van a realizar test Covid a más de 11.800 profesionales de educación, tanto de centros públicos como concertados. Sutil ha informado además de que la Consejería de Salud y Familias proveerá a la provincia de 275.000 mascarillas y 22.000 litros de hidrogel para los centros educativos de Jaén.

Confederación decide cerrar los accesos a la presa del Quiebrajano “por motivos de salubridad y seguridad”

Confederación decide cerrar los accesos a la presa del Quiebrajano “por motivos de salubridad y seguridad”

Confederación ha detectado el aumento de tránsito por un camino que “es privado, para acceder a la presa” y que a raíz de los actos vandálicos y los problemas de seguridad que presenta el entorno se ha decidido cerrar. El camino era usado por vecinos de Valdepeñas y los vecinos que cuentan con una segunda residencia en la zona conocida como “La Casteñeda” que tendrán que volver a usar el camino forestal que lleva al CREA, en muy mal estado.

Elige qué vídeo de nuestro canal de Youtube quieres ver:

No se ha facilitado una URL válida.
¿Ayudas europeas o intervención del país?
Racismo, trato desigual y marginación, por Manuel Campos

Se inició en Estados Unidos, pero pasó a prácticamente todos los países no controlados por dictaduras del mundo. Me refiero a la reacción ante el fallecimiento de un hombre de raza negra causado por un policía que mediante una llave practicada al cuello de la víctima le impidió respirar hasta que murió. Las manifestaciones masivas, incluso ante la Casa Blanca, incluían a personas de distintas razas que enarbolaban los mismos eslóganes, algo muy diferente de las que hubo en los años sesenta reivindicando los derechos civiles que disfrutaban los ciudadanos de raza blanca, escenas en las que no solía haber blancos..
Han pasado 52 años desde que muriera asesinado Martin Luther King (1920-1968), el hombre que tuvo un sueño de igualdad y encontró una bala de plomo, y muchas cosas han cambiado en Estados Unidos y en los países occidentales, pero el núcleo de la cuestión sigue siendo la marginación de las clases menos favorecidas, disfrazada con discursos relacionados con la raza, la religión o cualquier otra excusa por la que se pueda segregar a alguien. El policía en cuestión no habría tirado al suelo ni apretado el cuello de un ciudadano de raza negra que circulara en limusina o vistiendo ropa o calzado caros, o al menos es muy poco probable que lo hubiera hecho porque en ese país –y en otros- nadie molesta a quien puede que tenga varios abogados, todos de Harvard. En mi opinión, se trata de falta de respeto a los derechos de los débiles y no de razas, opciones o creencias.
Del comentario de Donald Trump afirmando que la víctima seguro que se encontraba dichosa en el cielo al ver la buena ,marcha de la economía a pesar de la pandemia, prefiero no hablar.

“BESOS, ABRAZOS Y CORONAVIRUS”, un artículo de Alberto Puig y Sergio Moreno
“BESOS, ABRAZOS Y CORONAVIRUS”, un artículo de Alberto Puig y Sergio Moreno

En esta etapa de tránsito hacia la nueva normalidad la sensación colectiva es de resignada aceptación de la incertidumbre ante un rebrote de la enfermedad. Bajo el mantra de que cualquiera en cualquier momento puede ser un peligroso “contagiador” se nos prescriben hábitos claramente contraculturales: el mantenimiento de las distancias sociales y el uso generalizado de adminículos presumiblemente protectores tales como mascarillas y guantes.