La opinión de Isa Barragán: ¿Buscamos soluciones?

La columna mensual sobre educación de la marmolejeña Isa Barragán

En educación, la búsqueda constante de soluciones ante la duda, a veces creada, otras tantas surgida de lo cotidiano, es el camino incansable que nos lleva a la verdad y al aprendizaje. Es o debería serlo.

Andaba corrigiendo esas magníficas pruebas que la legislación y el sistema nos obligan a pasar para constatar que el alumnado aprende y dejar en evidencia al que no lo hace, cuando me encontré una de esas joyas que siendo maestra aparecen de vez en cuando en tu día a día. Esos gestos que te detienen ante el bucle en el que la administración, la burocracia y el formalismo te introducen si no te resistes con los principios y la fuerza suficiente.

Paso 1: lee el problema.

Paso 2: saca los datos.

Paso 3: haz las operaciones.

Paso 4: escribe la solución.

Muchas veces hemos recibido esta pauta como el procedimiento correcto para resolver problemas y conseguir la puntuación deseada, pero… ¿en realidad hemos encontrado la solución?

En la vida cotidiana, como en la escuela, primero surge la duda, aparece la pregunta o el problema. Después observamos la situación, buscamos los datos y por último, actuamos. (Es por eso que a mi alumnado siempre les pido que comiencen a resolver los problemas leyendo la pregunta, esa que está al final)

Pedí permiso a mi matemática Alba y a su familia para utilizar su problema en este artículo y cuento con él. Desde el respeto a su trabajo y tras ponerle un diez en esa prueba, a día de hoy, sigo reflexionando sobre lo que pasó en ese pequeño trozo de papel y en esa inteligencia libre y limpia que ella hizo desde la reflexión lógica y el razonamiento útil y productivo.

Hay que seguir los pasos, hay que completar los datos, hacer operaciones, leer con comprensión, pero siempre hay que razonar la solución y ello debe servir para que las cosas vayan mejor. Que falten dos caracoles es un dato más y no una solución. Una buena solución es “volver a cogerlos”. Y para eso, no basta con decir lo que falta, hace falta levantarse y actuar.

¿Buscamos soluciones? ¿O nos dejamos llevar y completamos formalmente los esquemas que nos plantean?

En la familia, ¿buscamos soluciones para la educación de nuestras hijas e hijos? ¿O nos refugiamos en que las cosas están así, que a todos los demás les dejan y que ahora la juventud “es como es”?

En la escuela, ¿buscamos soluciones? ¿O nos dejamos engullir por la burocracia del sistema y los juicios de valor de las familias que vomitan sobre el profesorado las frustraciones que a veces sienten y no son capaces de canalizar fruto de la impotencia de ver que la educación que soñaron para sus hijas e hijos ha quedado en eso, en un sueño?

En la política, ¿buscamos soluciones? ¿O se habla de educación como bandera de cambio sin pensar y sin contar con la propia educación, relegando aquella búsqueda de la verdad a bajar niveles y hacer que el razonamiento y el pensamiento crítico queden como meros objetivos a los que la metodología, los recursos y el sistema nunca dejarán florecer?

A quienes buscamos soluciones creyendo que es el camino hacia un mundo mejor, no nos queda otra que levantarnos y perseguir caracoles. Hacerlo de forma activa y con el compromiso de encontrar soluciones reales y no completar formularios, cubrir expedientes o rellenar huecos en blanco.

La educación es mucho más rica y más emocionante.

P.D. Gracias, Alba. Gracias por enseñarme y recordarme que debo seguir buscando soluciones reales.

[custom-facebook-feed]
[custom-facebook-feed]
Un mes sin comedores escolares

Un mes sin comedores escolares

El plazo de presentación de ofertas para la licitación del servicio de comedores finalizó el pasado lunes y todavía no se conoce el número de empresas que se puedan haber presentado, aunque desde Royal Menú y el PSOE auguran “muy malas noticias” que pueden extender el problema en el tiempo. El delegado de Educación se mostró a favor de “modificar la normativa contractual de estos servicios, para evitar problemas similares en el futuro”

La salida natural por autovía hacia Córdoba debe ser la Torredonjimeno- El Carpio
La salida natural por autovía hacia Córdoba debe ser la Torredonjimeno- El Carpio

Aunque el titular parezca de perogrullo pero ¿y si ese proyecto que ha estado en el limbo durante décadas en los planes regionales de infraestructuras de los gobiernos socialistas, al que se le ha dado patada hacia adelante presupuesto atrás presupuesto, y que el PP llevaba como bandera electoral en la provincia para las elecciones autonómicas, se esfumara? ¿y si finalmente se descartará hacer el desdoblamiento de la A-306 que conectaría Torredonjimeno con Córdoba en poco más de media hora mediante una vía de altas prestaciones?

Entregados los diplomas a los nuevos socorristas

Entregados los diplomas a los nuevos socorristas

La Escuela Nacional de Socorrismo y Salvamento Acuático Nacional, la Cámara de comercio de Andújar y el Ayuntamiento de Marmolejo han sido los encargados de hacer posible esta formación en la localidad