La Carolina comienza los actos para celebrar el Día del Orgullo LGTBI

Con la entrega de los premios del concurso de diseño de camisetas se inicia una programación que englobará actividades de concienciación y visibilización desde hoy y hasta el final de julio.

Redacción || 26 de junio de 2020

María Rodríguez Zamora y Rocío Ojeda se han alzado con el primer y segundo premio del concurso “Diseño de camisetas contra la lgtbifobia”. La entrega de los galardones ha sido el primero de los actos de la programación organizada con motivo del Día del Orgullo LGTBIQ+. Desde hoy y hasta finales de julio se sucederán unas actividades que pretenden remarcar el mensaje de la igualdad y el derecho a amar a quien se quiera sin ser por ello discriminado por ello.

“En La Carolina convertimos el Día del Orgullo en casi un mes de actos. Creemos sinceramente que se deben acabar con las conductas de odio y discriminación y vamos más allá de las palabras, ya que las acompañamos de iniciativas dirigidas a todos los segmentos de la sociedad”, afirma la alcaldesa, Yolanda Reche, que participó en el reparto de los premios junto a la concejala de Igualdad y Diversidad, Carolina Rodríguez, y la presidenta de la Asociación Apoyo LGTBi+.

En este sentido, la programación diseñada en conjunto con la Asociación Apoyo LGTBi+ La Carolina contempla desde un reparto de pulseras por las calles del municipio hasta un varios cuentacuentos (los días 2 y 3 de julio) para los niños y niñas de la ludoteca. Como todos los años, se realizará la lectura del manifiesto, el próximo domingo, por parte del colectivo. Será el lunes cuando el manifiesto institucional se lea en el pleno.

Además, este año se recupera, los días 12, 19 y 26 de  julio, el cinefórum refrescante, una actividad que permite ver una película con valores en la piscina con la peculiaridad de que los asistentes pueden darse un chapuzón antes y después de la proyección.  

La alerta sanitaria no ha permitido celebrar actos con gran afluencia. Ante esta situación, cobran más importancia la labor de visibilización. En este sentido, el Ayuntamiento ha creado un marco para la red social Facebook con la bandera arcoíris y el lema “La Carolina orgullosa”. De la misma manera, esa bandera está colgada, desde hace semanas, en un balcón del Ayuntamiento y en el Palacio del Intendente Olavide.

Y es que la Corporación hace un constante trabajo por la visibilización del colectivo. Buena prueba de ello, son los bancos pintados con la bandera arcoíris en el Paseo Molino de Viento y Mercado de Abastos.

Entrega de premios del concurso de camisetas contra lgtbifobia

María Rodríguez Zamora, de 23 años, con un diseño de una camiseta negra con mariposas se ha alzado con el primer premio, que conlleva un vale de 100 euros, un diploma y una camiseta con su dibujo. El segundo premio, dotado con un vale de 50 euros más un diploma y una camiseta, se lo ha llevado Rocío Ojeda con un diseño de mujeres besándose. . Mercedes Ibancos, con un armario ardiendo, ha obtenido una mención especial.

Al acto de entrega han asistido, además, la presidenta de la Asociación Apoyo LBTBi+, Nieves Velasco, miembros de la Corporación Municipal y el personal del Centro de Información a la Mujer.

“Este certamen tratamos de implicar a los vecinos y vecinas a que piensen en mensajes no machistas y contra la lgtbifobia al tiempo que se fomenta el espíritu creativo”, concluye Reche.

[custom-facebook-feed]
El Ayuntamiento impulsa la excavación arqueológica en Marroquíes Bajos

El Ayuntamiento impulsa la excavación arqueológica en Marroquíes Bajos

El Ayuntamiento impulsa por vez primera la excavación arqueológica en Marroquíes Bajos, casi 20 años después de los últimos trabajos realizados. El alcalde, Julio Millán, destaca la implicación de los voluntarios y de los propios vecinos; “la mejor forma de poner en valor este patrimonio es desde su conocimiento por la gente de Jaén”.

Elige qué vídeo de nuestro canal de Youtube quieres ver:

No se ha facilitado una URL válida.
El mercadillo, muy interesante si es seguro
Racismo, trato desigual y marginación, por Manuel Campos

Se inició en Estados Unidos, pero pasó a prácticamente todos los países no controlados por dictaduras del mundo. Me refiero a la reacción ante el fallecimiento de un hombre de raza negra causado por un policía que mediante una llave practicada al cuello de la víctima le impidió respirar hasta que murió. Las manifestaciones masivas, incluso ante la Casa Blanca, incluían a personas de distintas razas que enarbolaban los mismos eslóganes, algo muy diferente de las que hubo en los años sesenta reivindicando los derechos civiles que disfrutaban los ciudadanos de raza blanca, escenas en las que no solía haber blancos..
Han pasado 52 años desde que muriera asesinado Martin Luther King (1920-1968), el hombre que tuvo un sueño de igualdad y encontró una bala de plomo, y muchas cosas han cambiado en Estados Unidos y en los países occidentales, pero el núcleo de la cuestión sigue siendo la marginación de las clases menos favorecidas, disfrazada con discursos relacionados con la raza, la religión o cualquier otra excusa por la que se pueda segregar a alguien. El policía en cuestión no habría tirado al suelo ni apretado el cuello de un ciudadano de raza negra que circulara en limusina o vistiendo ropa o calzado caros, o al menos es muy poco probable que lo hubiera hecho porque en ese país –y en otros- nadie molesta a quien puede que tenga varios abogados, todos de Harvard. En mi opinión, se trata de falta de respeto a los derechos de los débiles y no de razas, opciones o creencias.
Del comentario de Donald Trump afirmando que la víctima seguro que se encontraba dichosa en el cielo al ver la buena ,marcha de la economía a pesar de la pandemia, prefiero no hablar.

“BESOS, ABRAZOS Y CORONAVIRUS”, un artículo de Alberto Puig y Sergio Moreno
“BESOS, ABRAZOS Y CORONAVIRUS”, un artículo de Alberto Puig y Sergio Moreno

En esta etapa de tránsito hacia la nueva normalidad la sensación colectiva es de resignada aceptación de la incertidumbre ante un rebrote de la enfermedad. Bajo el mantra de que cualquiera en cualquier momento puede ser un peligroso “contagiador” se nos prescriben hábitos claramente contraculturales: el mantenimiento de las distancias sociales y el uso generalizado de adminículos presumiblemente protectores tales como mascarillas y guantes.