El Minibasket hermana a Andalucía y Madrid en Marmolejo

Este pasado fin de semana tenían lugar cuatro partidos amistosos entre las selecciones autonómicas de Andalucía y la Comunidad de Madrid en la localidad

La buena disposición de las autoridades locales, así como la situación geográfica y las instalaciones deportivas de Marmolejo hacían posible que el pabellón polideportivo Las Vistillas acogiera el pasado fin de semana del 22 y 23 de febrero el campeonato de selecciones autonómicas de Minibasket. Larga es la tradición de la localidad con el deporte de la canasta y mucha es la confianza depositada por la Delegación provincial de la Federación Andaluza de Baloncesto para que las concentraciones provinciales de diferentes categorías se celebren en la localidad. Quizás por ello, las federaciones andaluza y madrileña hayan decidido disputar en Marmolejo este campeonato preparatorio para el nacional que se celebrará en el mes de abril en San Fernando.

El Hotel Balneario acogía a los jugadores de las dos selecciones, así como al cuerpo técnico y demás asistentes a este evento deportivo que “ha puesto en el mapa a Marmolejo”, explicaba el presidente de la Delegación provincial de la FAB en Jaén, Teo Aguirre. Por su parte, el concejal de Deportes del Ayuntamiento de Marmolejo, Francisco Javier Expósito, se mostraba satisfecho por la acogida que el campeonato ha tenido en el municipio y por la repercusión económica que ha dejado, así como por la amabilidad mostrada en todo momento por los técnicos de las selecciones.

Además, los técnicos de ambas selecciones reiteraban su agradecimiento a la organización del evento por haberse sentido como en casa y por contar con unas buenas instalaciones. “La verdad es que la idea que tuvimos de venir aquí a Marmolejo, estamos supergustosos porque nos hemos encontrado unas instalaciones que están muy bien y luego lo que es el hotel se nos ha tratado estupendamente”, explicaba el director técnico de la Federación Andaluza, Hugo Martín. Del mismo modo, su homólogo madrileño, Borja Castellano, agradecía la invitación y ponía en valor “un recibimiento muy bueno, ayer incluso cuando llegamos fuimos a ver los carnavales y los niños se lo pasaron muy bien y después esta instalación que está de lujo”, explicaba.

Por su parte el presidente de la delegación provincial de la Federación Andaluza de Baloncesto, Teo Aguirre, valoraba de forma positiva este evento que “pone en valor el trabajo que hace no solo la Federación, sino los clubes y la gente que compone dichas entidades y cumple a la perfección con las expectativas puestas: Hemos puesto a Marmolejo en el mapa aunque es de sobra conocido para la provincia”, explicaba Aguirre.

El concejal de Deportes del Ayuntamiento de Marmolejo, Francisco Javier Expósito, se mostraba muy satisfecho por el resultado de este evento que acogía por primera vez la localidad. “Muy contento por tener en Marmolejo la antesala del campeonato de España que se celebrará en Cádiz; es un orgullo y una satisfacción enorme”, incidía el edil marmolejeño. Este campeonato ha servido de preparación para los técnicos de la Federación Andaluza de Baloncesto, que decidirán dentro de pocos días qué jugadores estarán llamados a jugar el próximo torneo nacional de Minibasket, en la ciudad gaditana de San Fernando.

[custom-facebook-feed]
[custom-facebook-feed]
El castillo de la Aragonesa pasa a ser propiedad de todos los marmolejeños

El castillo de la Aragonesa pasa a ser propiedad de todos los marmolejeños

Considerado como uno de los principales activos patrimoniales de Marmolejo, declarado Bien de Interés Cultural en 1985 y en la lista roja del patrimonio por su mal estado de conservación, el dueño del enclave ha donado al Ayuntamiento de la localidad este inmueble que se encuentra con riesgo grabe de derrumbe.

Elige qué vídeo de nuestro canal de Youtube quieres ver:

No se ha facilitado una URL válida.
Racismo, trato desigual y marginación, por Manuel Campos
Racismo, trato desigual y marginación, por Manuel Campos

Se inició en Estados Unidos, pero pasó a prácticamente todos los países no controlados por dictaduras del mundo. Me refiero a la reacción ante el fallecimiento de un hombre de raza negra causado por un policía que mediante una llave practicada al cuello de la víctima le impidió respirar hasta que murió. Las manifestaciones masivas, incluso ante la Casa Blanca, incluían a personas de distintas razas que enarbolaban los mismos eslóganes, algo muy diferente de las que hubo en los años sesenta reivindicando los derechos civiles que disfrutaban los ciudadanos de raza blanca, escenas en las que no solía haber blancos..
Han pasado 52 años desde que muriera asesinado Martin Luther King (1920-1968), el hombre que tuvo un sueño de igualdad y encontró una bala de plomo, y muchas cosas han cambiado en Estados Unidos y en los países occidentales, pero el núcleo de la cuestión sigue siendo la marginación de las clases menos favorecidas, disfrazada con discursos relacionados con la raza, la religión o cualquier otra excusa por la que se pueda segregar a alguien. El policía en cuestión no habría tirado al suelo ni apretado el cuello de un ciudadano de raza negra que circulara en limusina o vistiendo ropa o calzado caros, o al menos es muy poco probable que lo hubiera hecho porque en ese país –y en otros- nadie molesta a quien puede que tenga varios abogados, todos de Harvard. En mi opinión, se trata de falta de respeto a los derechos de los débiles y no de razas, opciones o creencias.
Del comentario de Donald Trump afirmando que la víctima seguro que se encontraba dichosa en el cielo al ver la buena ,marcha de la economía a pesar de la pandemia, prefiero no hablar.

“BESOS, ABRAZOS Y CORONAVIRUS”, un artículo de Alberto Puig y Sergio Moreno
“BESOS, ABRAZOS Y CORONAVIRUS”, un artículo de Alberto Puig y Sergio Moreno

En esta etapa de tránsito hacia la nueva normalidad la sensación colectiva es de resignada aceptación de la incertidumbre ante un rebrote de la enfermedad. Bajo el mantra de que cualquiera en cualquier momento puede ser un peligroso “contagiador” se nos prescriben hábitos claramente contraculturales: el mantenimiento de las distancias sociales y el uso generalizado de adminículos presumiblemente protectores tales como mascarillas y guantes.