El club de atletismo Ciudad de Arjona clausura la temporada con una visita cultural

Más de cuarenta personas participaba en esta actividad que unía deporte con patrimonio local

El pasado sábado 6 de julio tenía lugar en Arjona la jornada de clausura del curso del club de atletismo “Ciudad de Arjona”. Partiendo desde la plaza de Santa María, un grupo de 40 personas marchaba hasta la Cuesta del Parral. Atletas, monitores y familiares se unían en una actividad deportiva que finalizaba con una visita al yacimiento arqueológico de Piquía, uno de los lugares más ricos en patrimonio de la ciudad. 

Esta marcha, dirigida en todo momento por el presidente del club, Diego Latorre, contaba también con la participación de los concejales de Cultura, Alberto Jaén, y de Deportes, Carmen Latorre. A su llegada al paraje de Piquía el director de la colección museográfica “Ciudad de Arjona”, Antonio Salas, era el encargado de realizar una visita guiada por el conjunto patrimonial y narrar los hallazgos que se produjeron de forma fortuita en la zona tras la riada acaecida en el año 2010. Gracias a la erosión del suelo se descubrieron una gran cantidad de piezas que hoy forman parte de la colección “Viaje al tiempo de los íberos” del museo íbero de Jaén. 

Después de esta visita cultural los participantes de la marcha tomaban un desayuna saludable en la zona. Hasta allí se desplazaban también fuerzas de seguridad de la ciudad como la Policía Local y agentes voluntarios de Protección Civil que prestaban su asistencia. 

El Club de Atletismo Arjona cuenta con casi cien socios y muchos de ellos participan en competiciones provinciales, autonómicas, nacionales e internacionales. Esta es una actividad deportiva más de las muchas que, a lo largo del verano, se irán desarrollando en Arjona organizadas por asociaciones deportivas, clubes o el propio Ayuntamiento de Arjona.

[custom-facebook-feed]
[custom-facebook-feed]

Elige qué vídeo de nuestro canal de Youtube quieres ver:

No se ha facilitado una URL válida.
LA OPINIÓN DE PAQUI CÁMARA: Cómo alertamos a nuestros jóvenes
LA OPINIÓN DE PAQUI CÁMARA: Cómo alertamos a nuestros jóvenes

La palabra adolescencia conlleva esa falta de percepción del riesgo, es propio en momentos del crecimiento la inestabilidad actitudinalen muchos campos del proceso, y aunque cualquier joven lo pasa, hay chicos/as con gran variedad, normal por su agitación hormonal, aunqueno se pueden meter a todos/as en el mismo saco, ya que las influencias de sus particularidades psíquicas, sociales, afectivas…etc influyen en sus movimientos de vivencias personales.

‘Re-Viviendo la feria’ por Pedro Garrido
‘Re-Viviendo la feria’ por Pedro Garrido

Quiénes somos | Contacta con nosotros | Hemeroteca | Recibe nuestros periódicos en PDF 'Re-Viviendo la feria' por Pedro Garrido "Caía el verano sobre el horizonte de Septiembre del año 97. Una madrugada de esas de juegos en la calle, carreras de bicis y pelotazos por...

¿Ayudas europeas o intervención del país?
Racismo, trato desigual y marginación, por Manuel Campos

Se inició en Estados Unidos, pero pasó a prácticamente todos los países no controlados por dictaduras del mundo. Me refiero a la reacción ante el fallecimiento de un hombre de raza negra causado por un policía que mediante una llave practicada al cuello de la víctima le impidió respirar hasta que murió. Las manifestaciones masivas, incluso ante la Casa Blanca, incluían a personas de distintas razas que enarbolaban los mismos eslóganes, algo muy diferente de las que hubo en los años sesenta reivindicando los derechos civiles que disfrutaban los ciudadanos de raza blanca, escenas en las que no solía haber blancos..
Han pasado 52 años desde que muriera asesinado Martin Luther King (1920-1968), el hombre que tuvo un sueño de igualdad y encontró una bala de plomo, y muchas cosas han cambiado en Estados Unidos y en los países occidentales, pero el núcleo de la cuestión sigue siendo la marginación de las clases menos favorecidas, disfrazada con discursos relacionados con la raza, la religión o cualquier otra excusa por la que se pueda segregar a alguien. El policía en cuestión no habría tirado al suelo ni apretado el cuello de un ciudadano de raza negra que circulara en limusina o vistiendo ropa o calzado caros, o al menos es muy poco probable que lo hubiera hecho porque en ese país –y en otros- nadie molesta a quien puede que tenga varios abogados, todos de Harvard. En mi opinión, se trata de falta de respeto a los derechos de los débiles y no de razas, opciones o creencias.
Del comentario de Donald Trump afirmando que la víctima seguro que se encontraba dichosa en el cielo al ver la buena ,marcha de la economía a pesar de la pandemia, prefiero no hablar.