El castillo de la Aragonesa pasa a ser propiedad de todos los marmolejeños

Considerado como uno de los principales activos patrimoniales de Marmolejo, declarado Bien de Interés Cultural en 1985 y en la lista roja del patrimonio por su mal estado de conservación, el dueño del enclave ha donado al Ayuntamiento de la localidad este inmueble que se encuentra con riesgo grabe de derrumbe.

Redacción || 22 de junio de 2020

Hay “principio de acuerdo” tal y como lo ha calificado el alcalde de Marmolejo, Manuel Lozano, para que el castillo de la Aragonesa pase al inventario de bienes del Ayuntamiento de la localidad. El propietario del inmueble ha “apalabrado” una donación al Ayuntamiento en base a un acuerdo que se va a “materializar en breve, según el propio alcalde, y que pone fin a multitud de años de negociación: ahora habrá que trabajar para su rehabilitación y proteger la integridad del edificio. 

La noticia saltaba a los medios provinciales este fin de semana, y supone el inicio de los trabajos para preservarla integridad, muy en cuestión, de un edificio que en el año 1985 fue catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) debido a su riqueza arquitectónica. El edificio se ubica en la finca de un particular y, pese a ser BIC, presenta un estado generalizado de falta de conservación y mantenimiento, tal y como se asegura en un informe técnico municipal elaborado en 2018.

De hecho, asociaciones patrimonialistas habían incluido este castillo en la lista roja de bienes en peligro de desaparición. Y es que el estado que presenta preocupaba en muchas de sus partes por la falta de conservación de esta construcción fortificada de origen islámico, también conocido como castillo de Bretaña, que tras la conquista se aprovechó para transformarlo en residencia palaciega.

Al Ayuntamiento de Marmolejo se le suma ahora otra tarea de recuperación del patrimonio: ya se había completado  la recuperación y puesta en valor del balneario y su entorno;  se trabaja para exigir a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) para que conserve los molinos del siglo XV sobre los que está construida la central hidroeléctrica de Casas Nuevas, en el Guadalquivir, y que se encuentra en desuso desde década de los años 80 del pasado siglo; y ahora se suma este nuevo emblema del patrimonio local que ahora pasa a ser propiedad de todos los vecinos y vecinas de la localidad. 

[custom-facebook-feed]

Elige qué vídeo de nuestro canal de Youtube quieres ver:

No se ha facilitado una URL válida.
¿Ayudas europeas o intervención del país?
Racismo, trato desigual y marginación, por Manuel Campos

Se inició en Estados Unidos, pero pasó a prácticamente todos los países no controlados por dictaduras del mundo. Me refiero a la reacción ante el fallecimiento de un hombre de raza negra causado por un policía que mediante una llave practicada al cuello de la víctima le impidió respirar hasta que murió. Las manifestaciones masivas, incluso ante la Casa Blanca, incluían a personas de distintas razas que enarbolaban los mismos eslóganes, algo muy diferente de las que hubo en los años sesenta reivindicando los derechos civiles que disfrutaban los ciudadanos de raza blanca, escenas en las que no solía haber blancos..
Han pasado 52 años desde que muriera asesinado Martin Luther King (1920-1968), el hombre que tuvo un sueño de igualdad y encontró una bala de plomo, y muchas cosas han cambiado en Estados Unidos y en los países occidentales, pero el núcleo de la cuestión sigue siendo la marginación de las clases menos favorecidas, disfrazada con discursos relacionados con la raza, la religión o cualquier otra excusa por la que se pueda segregar a alguien. El policía en cuestión no habría tirado al suelo ni apretado el cuello de un ciudadano de raza negra que circulara en limusina o vistiendo ropa o calzado caros, o al menos es muy poco probable que lo hubiera hecho porque en ese país –y en otros- nadie molesta a quien puede que tenga varios abogados, todos de Harvard. En mi opinión, se trata de falta de respeto a los derechos de los débiles y no de razas, opciones o creencias.
Del comentario de Donald Trump afirmando que la víctima seguro que se encontraba dichosa en el cielo al ver la buena ,marcha de la economía a pesar de la pandemia, prefiero no hablar.

“BESOS, ABRAZOS Y CORONAVIRUS”, un artículo de Alberto Puig y Sergio Moreno
“BESOS, ABRAZOS Y CORONAVIRUS”, un artículo de Alberto Puig y Sergio Moreno

En esta etapa de tránsito hacia la nueva normalidad la sensación colectiva es de resignada aceptación de la incertidumbre ante un rebrote de la enfermedad. Bajo el mantra de que cualquiera en cualquier momento puede ser un peligroso “contagiador” se nos prescriben hábitos claramente contraculturales: el mantenimiento de las distancias sociales y el uso generalizado de adminículos presumiblemente protectores tales como mascarillas y guantes.