Carolinenses siembran unas 1.500 bellotas para frenar la desertificación

La actividad se enmarca en el desafío “La gran bellotada ibérica”, una iniciativa que pretende frenar la crisis climática y la desertificación al mismo tiempo que se recuperan los bosques

Un grupo de carolinenses salió, el pasado fin de semana, al monte Aliseda con el objetivo de repoblar la zona. Se plantaron unas 1.500 bellotas. La actividad se enmarca en el desafío “La gran bellotada ibérica”, una iniciativa que pretende frenar la crisis climática y la desertificación al mismo tiempo que se recuperan los bosques. El reto, para el que ya se han constituido más de 1.300 células, es llegar a los 25 millones de plantaciones antes del 1 de marzo.

Y es que, según se explica en la página oficial del reto, el 70% de la Península Ibérica está en riesgo de desertificación. La mejor forma de combatir esta amenaza es plantando árboles y, hasta la fecha, se han sembrado más de 1,8 millones de bellotas. Se ha escogido este fruto por su gran resistencia y capacidad de adaptación al monte mediterráneo.

La siembra del pasado fin de semana, en la que el grupo estuvo acompañado por un agente de medio ambiente, que les asesoró, es la segunda parte de un plan que comenzó, a principios de diciembre, con la recogida de bellotas por la zona de La Aliseda Orellana. El Ayuntamiento pretende encontrar apoyos entre la ciudadanía de La Carolina con una propuesta que va más allá de lo puramente medioambiental, ya que contempla, además, senderismo, educación, sensibilización y sostenibilidad.

Algunos centros educativos, como el IES Martín Halaja, el Club Delta Sur y el colegio de Navas de Tolosa también se han sumado al desafío y se espera que otros colegios y colectivos del municipio se adhieran en breve. La pretensión es que de aquí al 1 de marzo se organicen nuevas salidas tanto para recoger bellotas como para sembrarlas. Es por ello, que el Ayuntamiento espera contar con el mayor número de personas y colectivos posibles.

 

Fotos: Ayuntamiento de La Carolina

[custom-facebook-feed]
Casi 20 años después comienza la excavación en Marroquíes Bajos con el impulso del Ayuntamiento

Casi 20 años después comienza la excavación en Marroquíes Bajos con el impulso del Ayuntamiento

Treinta voluntarios de la provincia de Jaén, Granada, Córdoba e incluso Canarias iniciaron las labores de excavación en Marroquíes Bajos mediante el proyecto que ha impulsado el Ayuntamiento de la capital, que por primera vez toma esta iniciativa tras casi 20 años de los últimos trabajos realizados. La puesta en valor de un pozo romano y uno de los anillos del poblado Calcolítico entre otros trabajos son la forma de poner en valor el patrimonio de la ciudad que existe, en este caso, bajo el suelo de uno de los barrios más recientes de Jaén.

Las Escuelas de Verano de la Consejería de Igualdad atienden en Jaén a 286 menores

Las Escuelas de Verano de la Consejería de Igualdad atienden en Jaén a 286 menores

Los directores generales de Políticas Sociales e Infancia y Familias de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Francisco Vidal y Antonia Rubio, respectivamente, acompañados por el delegado territorial en Jaén, Antonio Sutil, han presentado hoy en Linares el programa de Escuelas de Verano, que este año ha incrementado su presupuesto en Andalucía hasta los 2.442.840 euros.

Elige qué vídeo de nuestro canal de Youtube quieres ver:

No se ha facilitado una URL válida.
El mercadillo, muy interesante si es seguro
Racismo, trato desigual y marginación, por Manuel Campos

Se inició en Estados Unidos, pero pasó a prácticamente todos los países no controlados por dictaduras del mundo. Me refiero a la reacción ante el fallecimiento de un hombre de raza negra causado por un policía que mediante una llave practicada al cuello de la víctima le impidió respirar hasta que murió. Las manifestaciones masivas, incluso ante la Casa Blanca, incluían a personas de distintas razas que enarbolaban los mismos eslóganes, algo muy diferente de las que hubo en los años sesenta reivindicando los derechos civiles que disfrutaban los ciudadanos de raza blanca, escenas en las que no solía haber blancos..
Han pasado 52 años desde que muriera asesinado Martin Luther King (1920-1968), el hombre que tuvo un sueño de igualdad y encontró una bala de plomo, y muchas cosas han cambiado en Estados Unidos y en los países occidentales, pero el núcleo de la cuestión sigue siendo la marginación de las clases menos favorecidas, disfrazada con discursos relacionados con la raza, la religión o cualquier otra excusa por la que se pueda segregar a alguien. El policía en cuestión no habría tirado al suelo ni apretado el cuello de un ciudadano de raza negra que circulara en limusina o vistiendo ropa o calzado caros, o al menos es muy poco probable que lo hubiera hecho porque en ese país –y en otros- nadie molesta a quien puede que tenga varios abogados, todos de Harvard. En mi opinión, se trata de falta de respeto a los derechos de los débiles y no de razas, opciones o creencias.
Del comentario de Donald Trump afirmando que la víctima seguro que se encontraba dichosa en el cielo al ver la buena ,marcha de la economía a pesar de la pandemia, prefiero no hablar.

“BESOS, ABRAZOS Y CORONAVIRUS”, un artículo de Alberto Puig y Sergio Moreno
“BESOS, ABRAZOS Y CORONAVIRUS”, un artículo de Alberto Puig y Sergio Moreno

En esta etapa de tránsito hacia la nueva normalidad la sensación colectiva es de resignada aceptación de la incertidumbre ante un rebrote de la enfermedad. Bajo el mantra de que cualquiera en cualquier momento puede ser un peligroso “contagiador” se nos prescriben hábitos claramente contraculturales: el mantenimiento de las distancias sociales y el uso generalizado de adminículos presumiblemente protectores tales como mascarillas y guantes.